Víctor Rojas y su amor por la danza desde España | Opanoticias



La danza es una de las expresiones culturales más representativas del Huila, precisamente es la pasión de nuestro invitado de esta semana en la sección Opitas en el Mundo.

Se trata de Víctor Rojas, un bailarín laboyano que vive en Zaragoza (España), lugar donde ha progresado en el plano artístico en diferentes eventos musicales y dancísticos.

Un talento el cual ha pulido a lo largo de su carrera en diferentes presentaciones nacionales e internacionales así como en talleres con docentes de diferentes partes del mundo.  

Rojas lleva la danza y el baile como su mayor pasión. 

Su vida en Pitalito

Víctor Félix nació en Pitalito y es ahí donde comenzó a estudiar, primero en la Escuela Anexa a la Normal, luego en la Normal Superior y finalmente en el Colegio Empresarial de los Andes.

Paralelo a ello brotó en este huilense el amor por el arte, inicialmente con las danzas folclóricas, expresión musical muy arraigada en el sur del Huila.

“Recuerdo el primer grupo de danzas donde me formé como bailarín folclórico: danzas Fercarana. Recuerdo las calles de mi ciudad y el trayecto que recorrí tantas veces, durante muchos años, para llegar a la sede donde ensayaba”, mencionó.

El paso a España

Los ensayos, talleres y presentaciones convirtieron al baile y la danza la mayor de las pasiones de Víctor, a tal punto que, en su intención de perfeccionarse en ese arte, llegó la posibilidad de emigrar y progresar.

“Mis deseos de desarrollar mi formación profesional un paso más, me llevaron a pensar en salir del país y abrirme a nuevas experiencias y aprendizaje”, mencionó.

Con la ayuda de su padre que vivía en España, Víctor logró contactar con un entidad que se interesó por su labor y por ende, le permitió emigrar a suelo español, más concretamente en Zaragoza.

En cuanto al tema de la adaptación, el hecho de cumplir un sueño, fue la clave para que el cambio de nación no fuera tan duro para este laboyano, eso más el apoyo de su padre han sido vitales para tal fin.

He tenido la gran suerte de poder contar con mi padre y encontrar gente buena que me ha ayudado en momentos importantes. Lo demás depende de uno mismo, y de asumir la responsabilidad y el esfuerzo para lograr lo que uno desea”, dijo.

Este opita vive en Zaragoza (España). 

Su presente

Actualmente Víctor se dedica a acompañar a orquestas y revistas españolas en su calidad de bailarín, coreógrafo y director artístico.

A ello se le suma que es el director artístico de una orquesta española, una responsabilidad que le genera mil y un places.

“Disfruto compartiendo mi cultura, hace ya nueve años, durante los cuales he asistido con su grupo de danzas a muchos eventos, representando a Colombia en eventos internacionales”, expresó.

Víctor y su talento han recorrido diferentes partes del viejo mundo. 

¿Y su Huila?

En cuanto a sus pensamientos sobre el Huila, este amante de la danza, tiene muy en su mente a su tierra y decir que la extraña, para él, es quedarse corto.

“Espero volver pronto y volver a danzar por sus calles en los reinados, como lo hacía años atrás, disfrutar del clima y la gastronomía de mi tierra…”, dijo.

Ya en lo que tiene que ver con retornar a su terruño, hace unos años estudio de regreso con fines profesionales y desde entonces no ha podido regresar aunque espera volver a su Huila muy pronto, ver a su familia pero sobre todo agradecer a ese rincón del mundo llamado Pitalito, por todo lo que le ha brindado a lo largo de su vida.