¡Pero como somos de exigentes…por Dios! | Opanoticias



Hasta inconscientes se me antoja, nos lamentamos a toda hora, exigiéndole a nuestro honorable gobierno más de lo que puede.

Nos quejamos  por cosas tan simples como:

  • Que el pueblo Colombiano está casi aguantando hambre, por culpa de un mísero salario que no da si no tristeza y que no alcanza ni para pagar los altos impuestos y tributaciones.

Acaso es que no podemos tener compasión con esa humilde corrupción que nos gobierna, y entender que por ejemplo los 17 “billones” que le sacaron al pinche negocio de REFICAR, no les alcanza y necesitan pellizcar de donde sea otras entraditas?

  • Que estamos careciendo de buena y amplia cobertura en el sistema de salud.

Será que nos queda muy difícil entender, que los 2.3 billones que les produjo el entuerto de FONCOLPUERTOS y los 2.0 billones del chancuco del GUAVIO o los 1.7 billones extirpados a SALUDCOP, tampoco les llenaba sus apetitos y que en esa plaga son bastantes  para repartir?

  • Que en temas como la educación y la vivienda, estamos solo pasando saliva y poniéndonos pañitos de agua tibia.

No vemos acaso que ellos deben recortar y recortar, para suplir con recursos de todo lado sus básicas ansias de llenar sus panzas, ya que los 1.2 billones de DRAGACOL, los 559 mil millones de CAPRECOM, los 146 mil millones de COOMEVA, LOS 170 mil millones de LA VIA BOGOTA-GIRARDOT, y otras chichiguas recaudadas tampoco les son suficientes?

  • Que no tenemos quien nos defienda y haga justicia.

Porque no entendemos de una vez por todas que los que están para defender, defienden es a quien tenga que ofrecer, y que quienes debieran destapar y denunciar caso CARACOL, RCN, y otros muchos, no lo pueden hacer…pues no les están pagando para eso.

Digo yo… pero no me paren bolas que de estas cosas no se ni pio, que lo que nos pasa es que somos inconscientes con esa pobre gente, permitimos que vivan agarrados de las mechas en una constante rapiña por el billetico de nuestro bienestar y no hacemos nada.

Deberíamos quitarles ese estrés tan desalmado y ponerlos a descansar, que sean otros quienes pasen a estos menesteres, al menos por probar como nos va en el ensayo.

Ojala despertemos y pongamos a funcionar nuestra más poderosa arma de limpieza y renovación Nacional…El voto!